martes, 11 de julio de 2017

Llevo días sin maquillarme.

Llevo días sin maquillarme. No tengo que gustar a nadie, no tengo complejos. Si decido ponerme un poco de pintalabios y rimel es solamente por gustarme a mí. Tampoco pierdo tiempo eligiendo la ropa que ponerme, y en casa ando siempre con camisetas anchas y viejas, a veces duermo hasta sin bragas, ¿Y qué? ¿A quién le importa? Me siento a gusto conmigo misma, estoy en paz conmigo y con todo lo demás. Me ha costado acostumbrarme a no tener que madrugar, a dormir hasta no poder más sin sentirme mal por ello, a tener rato para leer, ¡incluso para escribir! Para ver películas, documentales, para poder pasear con mis amigos hasta la hora que quiera y filosofar sobre la vida, compartir ideas, olvidar el pasado, y esas últimas semanas de estudio intenso. Al fin tengo tiempo para pensar, perdonar, quererme, querer a la vida. Por fin tiempo para viajar, sin nada que me ate, sin cuerdas invisibles que me presionen por volver. Me siento libre y feliz, me siento yo, auténtica, natural, y ¿sabes lo mejor? No tengo que decir la típica frase de «esta soy yo con todos mis defectos, y si me quieres tendrás que aceptarme», porque no quiero que nadie me quiera, ya me basta conmigo misma.

2 comentarios:

  1. El verano es para tener un poco de relax en las costumbres, incluso en la de vestir.

    Por cierto. ¿la foto es del Guadiato? ¿Por la zona de Baños de Popea?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me suena eso del Guadiato, pero sí, es por los Baños de Popea :) Gracias por leer y comentar, acabo de abrir este blog y no esperaba tener lectores tan pronto jajaja

      Eliminar